English Version

Primero quería comenzar agradeciéndote por tomarte el tiempo de leer estas palabras, vivimos en un mundo agitado y parar para prestar atención es un gran gesto hoy en día.

Podría usar muchas palabras bonitas para describir lo que siento por la fotografía, pero prefiero ser yo mismo y contarte que la fotografía me saco de un lugar muy oscuro de mi vida, fue algo así como la luz al final del túnel, es mucho más que una pasión o un trabajo, fue un punto de inflexión en mi vida y soy feliz de gritarle al mundo que esto es lo que amo hacer.

Foto por Mariana Carletti

Foto por Mariana Carletti

Elijo hacer bodas porque me encanta pasar desapercibido, estar en una situación pero al mismo tiempo no interferir con nada, siempre les digo a las parejas con las que trabajo, que trato de ser el fotógrafo que a mí me gustaría contratar.

No me gustan las poses cursis ni trato de hacer cosas que a mí no me gustaría hacer, creo que cada pareja es un mundo y lo más importante es mostrar esa individualidad para que el recuerdo pueda romper la barrera del tiempo.

Hacemos fotos para que nuestras futuras generaciones puedan volver en el tiempo y entender de donde vienen, por eso creo que es más importante capturar un hermoso momento, que crear uno falso.

Busco parejas que quieran relajarse dejando que todo fluya y quieran crear un recuerdo verdadero, en definitiva las fotos son espejos de la memoria y depende de nosotros el contenido que plasmemos en esos reflejos.